lunes, 26 de noviembre de 2012

A MARCAR CINTURA

Dios ha escuchado nuestras plegarias y vuelve la tendencia de elevar la cintura de los vaqueros. Ya era hora de que este imprescindible se adaptase de nuevo a la anatomía femenina. Aunque nos encantase como le quedaban a kate Moss los jeans de cadera, hay que reconocer que no todas tenemos su cuerpo y esto ha hecho un gran mal a muchas de nosotras. No hay más que echar un vistazo a nuestro alrededor y ver como se han deformado los cuerpos de las mujeres, a raíz de esa compresión que ejercía una cintura tan tan tan baja, hora tras hora y día tras día,... El resultado: una antinatural acumulación de grasa que hace que más que chicas parezcamos cincuentones cerveceros y esto sin contar con "el efecto hucha" del que mejor ni hablar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada