lunes, 22 de noviembre de 2010

¿QUÉ ME PONGO PARA SALIR POR LA NOCHE?

Sí, sí, ya sé que aún estamos curando la resaca del sábado, pero también es cierto que no queremos volver a sentir esa frustrante sensación de que no tenemos nada que ponernos, justo una hora antes de haber quedado. Basta ya de culpabilizarnos por pensar que deberíamos haber ido de compras a lo largo de la semana y de que todo lo que tenemos está superdesfasado, etc. Nada de eso, no siempre hace falta echar mano de la tarjeta de crédito. Seguro que con un poco de imaginación podemos conseguir un outfit de lo más actual y, por qué no, también sexy.

Yes, yes, I know that we are still curing hangovers on Saturday, but it is also true that we do not want to feel that frustrating feeling that we have nothing to wear, just an hour before he left. Enough of blame them for thinking we should have gone shopping in over a week and that all we have is superdesfasado, etc. Not at all, not always have to draw on the credit card. Sure with a little imagination we can get an outfit for the most current and, why not, too sexy.


Lo que nunca falla: el socorrido vaquero y camiseta. Es el típico look arreglado-desarreglado que a los chicos les encanta.
What never fails: the rescued cowboy shirt. Is a typical fixed-disheveled look that men love.







Sexy, a la par que formal: la imprescindible camisa blanca, eso sí, estratégicamente abierta. Ya lo dice el refrán: "Sábado sabadete, camisa nueva y polv..."
Sexy, at the same formal: the essential white shirt, yes, strategically open.









El uso de otros de nuestros salvavidas: el LBD o el pantalón pitillo negro.
Use our life jacket: the LBD or the black skinny pants






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada