sábado, 19 de junio de 2010

LAS INVITADAS DE LA BODA REAL SUECA




Los tonos pastel, morados, rosas y azules han sido la nota dominante entre unas invitadas, que han lucido vestidos largos y pocas joyas. Las tiaras han sido el complemento más utilizado por muchas de las asistentes.



La Duquesa de Lugo se atrevió con un un vestido rosa fucsia que acompañó de una torera con borlas en las hombreras, un estilo goyesco del que ya ha hecho gala en otras ocasiones. Con su estilismo demostró que no necesita a Marichalar para que le de clases de saber vestir. Su hermana, acostumbrada a usar tonos más discretos, eligió un vestido vaposoro en color verde aguamarina que no le favorecía especialmente. Ambas lucieron tiaras para adornar su cabello.


Letizia se quiso apuntar al nude pero falló. Ese tono es complicado de llevar y no le sentaba nada bien. El vestido era de su diseñador de cabecera, Felipe Varela, en tonos "maquillaje" con una manga corta un tanto hortera y encajes, y un moño adornado con una trenza.
Mucho mejor en las celebraciones previas a la boda donde deslumbró con un vestido rojo.




La Reina Doña Sofía fue la más elegante que también se ha apuntado a la moda de los tonos pastel y ha lucido un vestido de color rosa palo y una espectacular tiara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada