viernes, 12 de agosto de 2011

TENDENCIA YOUTHQUAKE


Fue Diana Vreeland, una de las editoras más famosas de Vogue, quien acuñó el término youthquake (terremoto juvenil). Y es que además de la música, la moda de aquella época, inmersa en plena efervescencia del Swinging London de los años 60, todavía hoy marca tendencia. Desde Londres, triunfaba la visión del mundo adolescente. Las chicas vestían con minifalda, mono o pantalón pitillo de estilo masculino, mientras ellos ponían de moda los winklepickers (zapatos o botas de puntera súper estrecha), los trajes con solapa estrecha y las corbatas finas.
Para la temporada de otoño/invierno 2011, los diseñadores de moda femenina miran con entusiasmo los años 60. Dolce & Gabbana alterna en sus desfiles un look femenino con uno masculino: ellos, vestidos de inspiración mod, con impecables camisas blancas, pantalones con tirantes y chaquetas ajustadas; y ellas, enfundadas en prendas ceñidas o vestidos estampados con estrellas o notas musicales. Por su parte, y como suele ser habitual en la marca, Marni derivó en un festival de color y estampados, a veces conjuntados y otras no, añadiendo toques divertidos en forma de guantes, solapas adornadas y mangas recortadas. Sonia Rykiel plasmó esta estética juvenil en colores llamativos, zapatos creepers y tejidos satinados y brillantes. Acabado el desfile, vimos a las modelos charlando y riendo junto a la valla metálica, como si hubieran vuelto a su edad adolescente.
De nuevo en los 60, tratamos de recuperar el estilo youthquake encarnado por modelos como Peggy Moffitt y Edie Sedgwick. Las poses y expresiones que muestran sus fotos nos dan cuenta de su singular carisma y personalidad. Emanaban una singular sensación de libertad y confianza. Sus peinados cortos y llamativos y su espectacular maquillaje de ojos fueron imitados hasta la saciedad. Fueron auténticas chicas “it” en su época, mujeres modernas que este otoño adoptamos como musas para recordarnos de nuevo que, por encima de todo, la moda es diversión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada